Semana Santa

Buenos días, amigos.

Hoy se inicia la operación salida de Semana Santa. Un periodo de tiempo corto, con muchos desplazamientos en coche y que ponen a prueba nuestras capacidades al volante. Desde aquí, esperamos que os toméis las cosas con calma, que no vayáis con hora y que respetéis las normas de circulación. Pero, sobre todo… que tengáis en cuenta a quienes van con vosotros. Ya no hablamos de los pasajeros de tu coche, sino de las personas que llevas en los vehículos de delante de ti, de detrás y a los lados.

Hoy en día los coches incorporan medidas de seguridad que hacen más difícil que los accidentes sean más graves, pero las carreteras españolas están a niveles de mantenimiento de hace casi 30 años. Por muy seguro que sea un coche, no os vuelve invulnerable. Tenedlo en cuenta.

Si vais a conducir durante un periodo largo de tiempo, parad cada dos horas a descansar y estirar las piernas. Más vale llegar algo más tarde, que no llegar. Es un hecho comprobado que el cuerpo humano pierde su capacidad de respuesta al volante tras más de dos horas. Tú crees que vas bien, pero tu cuerpo reaccionará más lento a la hora de frenar, maniobrar, o reaccionar ante cualquier imprevisto. Deja que tu cuerpo descanse, para que reaccione más rápido.

Y no corráis. Más vale perder un minuto en la vida, que la vida en un minuto. Llegad tarde, pero llegad. Y lo mismo os decimos a la vuelta, este domingo. (o el lunes, para los catalanes)

Hoy, la despedida no es sólo una despedida al uso. Es un deseo:

Seguimos en contacto, amigos.