Unificación de requisitos para las ITV

 

Buenos días, amigos.

 

La Eurocámara ha dado por fin luz verdea finales del mes pasado a la norma mediante la cual y a partir de ahora, todos los Estados miembros de la Unión Europea contarán con los mismos requisitos a la hora de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Queda regulada la frecuencia de las inspecciones para los coches mientras que para las motos cada país podrá dictaminar su propia normativa.

 

Estamos de enhorabuena, porque al fin podremos saber qué cosas nos revisan en las ITV, cosa que, hasta ahora, dependía de cada centro al que acudiésemos.

 

De este modo, las pre-ITV's que nos pueden hacer en el taller pueden marcar las diferencias y nos presentaremos a las mismas con todas las garantías de pasarlas. Hasta ahora, había veces que no te pedían ciertos requisitos en algunos centros, mientras que en otros te exigían esos mismos requisitos que en las otras no te habían revisados. Eso era un caos que está a punto de desaparecer: en todas se debería de exigir lo mismo.

 

Aunque en muchos casos es posible que las medidas sean abusivas para el criterio de muchos propietarios de vehículos, las ITV son un requisito imprescindible a la hora de tener ciertas garantías de que nuestros vehículos cumplen con los más básicos criterios de seguridad, lo que hace de nuestro parque móvil algo más seguro a la hora de circular.

 

Quizás no entendemos la diferencia de precios de un diesel a un gasolina, máxime cuando esta ITV se pasa de manera favorable. Creemos que la diferencia de precio debería ir acorde a pasar las inspecciones con algún fallo leve, o máxime cuando se trata de desfavorable y el vehículo tuviera que pasar una segunda ITV para comprobar que esos fallos se han subsanado. En un coche "sano", las cuotas deberían ser las mismas, sea diesel, o gasolina. También pensamos que un coche que haga más kilómetros al año tiene mucho más desgaste que uno que se mueve menos, con lo que se debería poner más hincapié en esos vehículos.

 

Más de 2 millones de automóviles, furgonetas, camiones (y autobúses) o motos, circulan actualmente por nuestras carreteras sin haber pasado la ITV. Lejos de todo lo que, a la falta de seguridad se refiere, es una consecuencia más de los malos tiempos por los que pasamos. El gobierno debería también tener en cuenta esto y, ya que nos obliga a hacer estas inspecciones periódicamente, podría pensar en subvencionar algún porcentaje del coste a aquellas personas con ingresos bajos, o sin ingresos. Para ese menester se debería de pedir algún tipo de certificación del estado del conductor. No deberíamos supeditar la seguridad de nuestros vehículos a la falta de dinero y el gobierno debería barajarlo. Quizás las comprobaciones de esos supuestos podría llegar a generar algunos puestos de trabajo extra y, a la larga, suponer un acicate para nuestra maltrecha economía. ¿Qué opináis vosotros?

 

Seguimos en contacto, amigos.