La salida de la crisis

Hola amigos.

El pasado mes de Enero terminó con 88 víctimas mortales en accidentes de tráfico, 27 más que el mismo mes del pasado año 2014, y claro, saltaron las alarmas.

Desde ésta ventana llevamos avisando, desde nuestra creación, que las bajas cifras de víctimas estaban "falseadas", que no se correspondían con la situación real. No era una situación normal debido, principalmente, a la interminable crisis económica que, según nuestros dirigentes políticos, estamos dejando atrás.

No nos engañemos, el aumento de la víctimas de accidentes de tráfico, es un factor de que ésto esta sucediendo. La gente empieza a tener dinero, y puede empezar a mover otra ver el coche y hacerse viajes. Esta situación, junto con el bajón de los precios de los carburantes, ha hecho que otra vez todos podamos coger el coche y podamos disfrutar de la conducción...

Bueno, disfrutar disfrutar, no creo. Porque a parte de un factor muy importante, la climatología adversa de finales de mes, y de que la gente no ha tenido un euro para invertir en comprar un coche, hay un factor que atañe, en exclusiva, al gobierno, y que está detrás de varios de los accidentes con víctimas, y es que se ha estado pasando por el forro el mantenimiento de la red de carreteras durante los últimos 7 años. Ya bien haya estado Pepito o José, se han gastado menos, que Tarzán en su sastre (hablando mal y con desconocimiento).

Está claro que tras un accidente de tráfico hay un muchito de imprudencia (ya sea por quien lo sufre o por quien lo provoca), un poco del estado del coche (muchos nos hemos pasado el mantenimiento por el arco del triunfo, porque no hemos podido) y también, le pese a quien le pese, un poco del estado de la red de carreteras (por mucho que hayan inaugurado una autovía en el norte hace poco)

Aquí, los únicos que de veras hacen algo por atajar esta lacra, son los constructores de coches, que cada vez ponen mas y mas sistemas de ayuda a la conducción, sistemas que de veras son eficaces y eficientes en salvar y corregir despistes. Porque los conductores seguimos haciendo lo de siempre, quizás unpoco más despacio y sin beber tanto (es para lo que sirven las multas), seguimos abogando por la educación vial desde el colegio. Y el Estado..., solo multando y multando y gastándose lo que no está en los escritos para que un helicóptero sea capaz de pescarte si la cagas a kilómetro y medio..., no creemos que sea la solución, y si invertir en carreteras inteligentes y en optimizar recursos de todo tipo para su construcción. Está demostrado que asi se consiguen resultados.

Resumiendo, que estamos saliendo de la crisis, que los accidentes de tráfico, y sus víctimas, nos guste o no, es un indicador de ello. Y que de veras esperamos que nuestros dirigentes estén a la altura para cortar, en la medida de lo posible, lo que se aventura un año dificil en lo que a accidentes de tráfico con víctimas se refiere. Han perdido 7 años que van a tener que recuperar en el menor plazo de tiempo posible.

Seguimos en contacto.